Educación y recursos respaldados por la ciencia
Cerrar

Adolescencia: Tormenta hormonal, emocional y de estrés

Enero 25, 2023

90 Facebook Twitter Whatsapp Facebook Twitter LinkedIn Pinterest WhatsApp Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Es la etapa en la que nuestros hijos están dejando de ser niños para entrar a la adultez.

Adolesceste con una tormenta hormonal, emocional y de estrés
Igual de importante que la infancia, la adolescencia llega como un torbellino donde el centro de todo es el crecimiento, desarrollo físico y psicosocial. La misma palabra deriva del latín adoleceré, y significa tanto tener cierta imperfección o defecto, como pasar por una etapa de crecimiento y maduración.

Siendo un proceso progresivo, la adolescencia pasa por varias etapas a lo largo del crecimiento de nuestros hijos:

Adolescencia inicial:

Abarca desde los 10 a los 13 años, es cuando empezamos a notar cambios corporales.

Para los niños, desde los 8 años les pueden crecer los testículos, al igual que el surgimiento de los vellos corporales. Por su parte, a las niñas inicia el crecimiento de los senos o la llegada de su primera menstruación a los 12 años.

A nivel psicológico, estos cambios pueden generar curiosidad o ansiedad, y en especial si no han tenido información previa de qué esperar. Según especialistas, en esta etapa pueden empezar a cuestionar su identidad de género.

Adolescencia media:

Ocurre desde los 14 a los 17 años, época donde aparecen los primeros conflictos familiares.

En la mayoría de los casos, ya para esta etapa, muchas jóvenes tienen menstruaciones regulares, y es probable hayan completado sus cambios físicos. Sin embargo, para los varones inicia su "crecimiento repentino" donde su voz cambia o se agrava, y a algunos les sale el acné.

También, en esta fase es donde su despertar hormonal inicia, por lo que, el interés romántico está al 100 %, los que los lleva a tener interés en las relaciones románticas y a explorar su identidad sexual. Camino que los conduce a una auto-estimulación conocida como masturbación.

Como padres, es en esta etapa donde debemos prestarles más atención a los jóvenes, porque las probabilidades de que adquieran conductas de riesgo son altas. Ya que empezaran a luchar por su independencia, al querer pasar más tiempo con sus amigos, de los cuales su opinión pasa a ser más importante.

Si bien el cerebro empieza pasar por cambios y un proceso de madurez, aun su desarrollo no está completo (cosa que ocurre a los veintitantos), de forma que su nivel de toma de decisiones complejas es abstracto, ya que no controlan sus impulsos ni miden bien las consecuencias.

Adolescencia tardía:

La conclusión de un ciclo de crecimiento empieza a llegar con los 18 y termina a los 21 años.

Ya los jóvenes alcanzan un nivel de madurez que les permite poner en una balanza los riesgos versus las recompensas, y tomar las decisiones más beneficiosas para ellos, siendo conscientes de sus tareas y responsabilidades.

Reconocen y son firmes con su individualidad y empiezan a re-aceptar e identificarse con los valores paternos. Piensan y establecen su futuro con base en sus ilusiones e ideales.

En algunos casos se distancian de su familia, física y emocionalmente, sin embargo, eso no significa que rompen un vínculo, sino que en vez de ser figuras de autoridad, ante estos jóvenes pasan a ser vistos como sus iguales con los que pueden buscar consejos o hablar de temas serios.

Ahora bien, te pregunto:
¿Acaso los adultos nos olvidamos de cuando fuimos adolescentes?

¿No recordamos cómo nos veían y qué cosas hacíamos?

La adolescencia es una época importante en la vida del ser humano, porque nos ayuda a hacernos adultos, y esto se lo logra a través de aprendizaje y el desarrollo de fortalezas.

Que al final, nos enriquece a todos, ya que no solo es de crecimiento de los jóvenes, sino de los padres, quienes ven desde otra óptica este proceso por el cual ellos mismos pasaron. Y juntos con la supervisión adecuada, los valores y disciplina podrán surgir a futuros miembros de una sociedad.

Si deseas leer acerca de otros temas relacionados con la educación sexual infantil, te invito a visitar mi sección de Noticias+Blogs o, a pasarte por nuestra variedad de libros y cuentos que sin duda te orientarán con respecto a cómo hablar de sexualidad con tus niños o adolescentes.

¿Quieres cotizar algún curso o asesoría? Dirígete a nuestra página de contacto y llena nuestro formulario. También, te damos la opción de llamar directamente al (305) 927-7255. ¡Estaremos felices de atenderte!

90 Facebook Twitter Whatsapp Facebook Twitter LinkedIn Pinterest WhatsApp Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Whatsapp